Oculta tu pantalla sin salir de la página


Bueno, ya era hora de que alguien creara algo de este tipo, que seguro nos vendrá muy bien a todos. A quién no le ha pasado: estás en el trabajo leyendo tu blog favorito con el jefe merodeando, o en tu casa con tus padres haciendo que estudias y cualquier cosa menos eso... Ahora tienes la ayuda de WORKFRIENDLY, que transforma la apariencia de cualquier página en un inofensivo y didáctico documento Word, en el que podrás seguir leyendo tranquilamente tu página.



Eso no es todo: supongamos que tanto el jefe como los padres como cualquier otra autoridad molesta acerca la cabeza para LEER lo que tú lees: pues ahí tenemos la tecla JEFE (Boss Key), pasando el cursor sobre ella aparecerá un texto en inglés con excelentes recomendaciones sobre cómo hacer el vago con estilo, ininteligible para la mayoría de jefes y padres.

Introduce la URL de la página que quieres transformar, y se abrirá una nueva ventana con el contenido camuflado.

Muy recomendable para los que véis porno en el Ciber y ya no sabéis cómo taparos.


* Visto en: Cábalas Virtuales

4 comentarios:

(Yolanda) Cabalas Virtuales dijo...

Querida bloguerita no tenia ni idea de este blog te lo habia oido nombrar pero no lo habia visto nunca es precioso como todo lo que haces, es una buena pagina esta de esconder las webs jajaja lo que me pude reir cuando lo averigue la verdad...

Necesito que colabores en un proyecto que solo nos llevará unos dias. Tu eres grande y lo haras divinamente, pasa este post por tus blogs que sirva de cadena en realidad es un regalo para todos...

http://cabalasvirtuales.blogspot.com/2007/12/blog-union-bloggers-participa.html

Un besazo guapisima sigue asi ah por cierto que mañana espero tener unas horitas libres y hacer lo que me pusiste en el blog porque estoy a tope...de todo un poco pero no se me olvida...

(Yolanda) Cabalas Virtuales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Clave de Sol dijo...

Yoli, ¡que bien verte por acá! Espero que la visita se repita... Oye este podría ser el invento oficinista del siglo, dame tiempo que lo pruebo un poco más y verificamos ;)
¡Un abrazo!

Jorge dijo...

Está cachondo jejejeje